noviembre 06, 2007

Las versiones de Betty



El pasado domingo 4 de Noviembre, el diario español El País publicó un artículo titulado Hay 'feas' por todo el mundo, en el cual se describen las características y éxito de los diferentes remakes de Yo soy Betty, la Fea, y se subrayan las diferencias locales de cada una de estas "Bettys".

Este reportaje generó en mí dos reflexiones:

Reflexión 1.- El éxito de la historia original de Fernando Gaitán sugiere que hay cuentos que funcionan de manera universal. A la vez, cada una de sus versiones ha sido adaptada a la cultura local que no sólo la produce, sino también que la consume. De tal manera que, a pesar de que todas estas "Bettys" tienen en común el uso de anteojos o gafas y frenillos en sus dientes, cada una de ellas es una versión distinta y culturalmente aceptable para la formación social que la consume. (A continuación Lisa-Alemania, Katia-Rusia, Jassi-India, Betty-Estados Unidos, Lotte-Holanda, Letty-México, Bea-España, y Maria Asximi-Grecia)










Es inevitable plantearnos entonces, si el secreto del éxito global de Betty radica en la universalidad del cuento del Patito Feo, o si se debe a la manera como ha sido adaptado y modificado en cada país. Este planteamiento subraya una de las aristas del debate local-global que impregna hoy en día a la telenovela como industria, y como forma artística y de entretenimiento.





Reflexión 2.- En estos días se esgrime con frecuencia el número 120 como el estándar de duración de una telenovela. Este número ha adquirido tanta fortaleza en la mente de muchos que a veces pierden de vista que no todas las historias se pueden o deben contar en 120 capítulos. Esto, aunado al hecho relativamente frecuente de que los ejecutivos prefieren extender una telenovela cuando está teniendo éxito, tiene como consecuencia que a veces se acusa de "alargue" a una telenovela, cuando en realidad nunca estuvo diseñada para 120 capítulos. Rompiendo con esta lógica, leemos en el artículo de El País como las versiones de Betty han sido tanto exitosas como largas: España (300+ capítulos), Alemania (364), India (556), Rusia (700). Hay una interesante paradoja aquí: El estándar de 120 capítulos se utiliza generalmente para determinar la "exportabilidad" de una telenovela. Se argumenta que son las novelas de 120 episodios las que se venden en tierras lejanas. Y, sin embargo, cuando estas culturas producen sus propios productos, éstos son de más larga duración. ¿Qué significa esta aparente contradicción?

Resumiendo, el éxito de Betty en sus diferentes versiones nos presenta interesantes interrogantes relativas a la universalidad de las historias y a la duración ideal de las mismas. A la vez, subraya las tensiones y paradojas inherentes al género y que tienen que ver con lo local y lo global.

6 comentarios:

Tania dijo...

gracias ya me mande la nota

Anónimo dijo...

Hola. Me gustaría poder comunicarme con vos. Desde chica amo las telenovelas y pienso estudiar Guión de Cine y Televisón.
Me gusta mucho tu blog, las reflexiones y me gustaría que hablemos para que me cuentes como haces para saber tanto de las telenovelas.
Te dejo mi e-mail : endulzaamee@hotmail.com

Saludos, soy de Argentina.
No se de que país sos vos.

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Hola! Me alegro que disfrutes mi blog. Eso siempre es estimulante para uno. Me parece interesante que quieras estudiar para escribir en cine y televisión. Yo admiro mucho eso. Te escribiré a tu email. Ah...y soy venezolana y profesora. Tengo muchos años estudiando las telenovelas. Son mi área de investigacion académica.

tania dijo...

este es el link del blog en donde la menciono me encanto su blog sobre btty

Tania dijo...

creo que el link no salio bien ay le va

http://telemundo33.wordpress.com/2007/11/08/las-telenovelas-como-teologia-de-la-liberacion-de-la-mente-y-el-espiritu-parte-ii/

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Gracias, Tania!
Leí tu blog y lo disfruté muchísimo. Voy a colocar un enlace aquí en el mío. Sigamos en contacto!