febrero 28, 2008

BIBLIOGRAFIA SOBRE TELENOVELAS



Este es un post que para algunos será aburrido y para otros útil. Muchas personas me preguntan por bibliografía sobre telenovelas. Asi que a continuación coloco una lista de referencias. Como toda lista tiene la marca de quien la hizo, (profesora venezolana en la academia norteamericana) y está irremediablemente incompleta. Hay referencias a trabajos escritos en español e inglés. Hay referencias tan "antiguas" como de los años 70 y otras tan recientes como del año pasado. Hay algunas referencias a autores estrictamente académicos y otras a los análisis escritos por personas ligadas a la industria de la telenovela. A todas las considero importantes. Al final coloco una lista de mis propias publicaciones.

Alvarez, V. (2007). Lágrimas a Pedido: Así se escribe una Telenovela. Caracas: Alfa

Aprea, G., & Mendoza Martínez, R. (1996). Hacia una definición del género telenovela. In M. Soto (Ed.), Telenovela/telenovelas. Los relatos de una historia de amor (pp. 17-30). Buenos Aires, Argentina: Atuel – Colección del Círculo.

Avila-Saavedra, G. (2006). Discourse and traditional genres: The adaptation of a feminist novel into an Ecuadorian telenovela. Journal of Broadcasting & Electronic Media, 50(3), 383-399.

Baldwin, K. (1995). Montezuma's revenge: Reading Los Ricos Tambien Lloran in Russia. In R.C. Allen (Ed.), To be continued...soap operas around the world (pp. 285-300). London, UK: Routledge.

Barrera Tyszka, A. (2002, Sep-Oct-Nov-Dic ). Desde las tripas de un culebrón. Revista Bigott, 62-65.

Barrios, L. (1988). Television, telenovelas and family life in Venezuela. In J. Lull (Ed.), World families watch television (pp. 23-48). Newbury Park, CA: Sage.

Cabrujas, J. I. (1995, Abril 29). De cómo la televisión se planteó ser menos estúpida. El Nacional.

Cabrujas, J. I. (1995, Mayo 6). Mala suerte: Pérez veía Rafaela. El Nacional.

Cabrujas, J. I. (1995, Abril 22). Materia fecal. El Nacional.

Cabrujas, J. I. (2002). Y Latinoamérica inventó la telenovela. Caracas: Alfadil.

Espada, C. (2002). El candor de Cabrujas. Revista Bigott, 66-69.

Espada, C. (2004). La Telenovela en Venezuela. Caracas: Fundación Bigott.

Fadul, A. (1993). Serial fiction in TV: the Latin American telenovelas. São Paulo, Brazil: Universidad de São Paulo.

Fernández, H. (1995). Evaluación de las telenovelas en la TV venezolana. Anuario ININCO(7), 97-112.

Garmendia, S. (2000, Octubre 23). Ibsen gana el juego. El Nacional.

Guaderrama, M. (1995). La construcción social de la telenovela en la prensa española. In C.Peñamarín, & P. López Díez (Eds.), Los melodramas televisivos y la cultura sentimental (pp.139-155). Madrid, Spain: Universidad Complutense.

Güerere, A. (1994). Producción de telenovelas. Caracas: IESA.

Guerra, I. (2001). Telenovela y consumo comercial en América Latina: Desde 'El Derecho de Nacer' hasta 'Betty La Fea'. Caracas: Comala.com Edición X demanda.

Hyppolite, N. (2000). Por estas calles- Down these streets. Paper presented at the International Communication Association.

La Pastina, A. (2001). Product placement in Brazilian prime-time television: The case of a telenovela reception. Journal of Broadcasting and Electronic Media, 45(4), 541-557.

La Pastina, A. (2004). Telenovela reception in rural Brazil: gendered readings and sexual mores. Critical Studies in Media Communication, 21(2), 162-181.

Lopez, A.M. (1995). Our welcomed guests, telenovelas in Latin America. In R.C. Allen (Ed.), To be continued...soap operas around the world (pp. 256-275). London, UK: Routledge.

Martínez, I. (2002, Sep-Oct-Nov-Dic). Cordial abominación de la TV. Revista Bigott, 70-75.

Martínez, I. (2005). Romancing the globe. Foreign Policy(151), 48-56.

Martín-Barbero, J., & Muñoz, S. (Eds.), (1992). Televisión y melodrama: Género y lecturas de la telenovela en Colombia. Bogotá, Colombia: Tercer Mundo.

Mato, D. (2002). Miami in the transnationalization of the telenovela industry: On territoriality and globalization. Journal of Latin American Cultural Studies, 11(2), 195-212.

McAnany, E. G., & La Pastina, A. (1994). Telenovela audiences: a review and methodological critique of Latin America research. Communication Research, 21(6), 828-849.

Mendoza, M. I. (1992). La telenovela latinoamericana en la década del 80. Madrid: Universidad Complutense.

Mendoza, M. I. (1996). La telenovela venezolana: de artesanal a industrial. Diálogos de la comunicación(44).

Morana, O. (1978). Para una aproximación semiológica a la telenovela. Video Forum, 1-5, 12-28.

Padrón, L. (2002, Sep-Oct-Nov-Dic). La telenovela: ¿género literario del Siglo XXI? Revista Bigott, 44-54.

Policastro, C. (2002). TV en clave amistosa. Revista Bigott, 56-61.

Porto, M.P. (1998). Telenovelas and politics in the 1994 Brazilian presidential election. The Communication Review, 2(4), 433-459.

Rogers, E. M., & Antola, L. (1985). Telenovelas: A Latin American success story. Journal of Communication, 35, 24-35.

Rojas Vera, L. R. (1993). La telenovela venezolana: el éxito de un negocio comunicacional. Maracaibo: Imprenta de Mérida.

Rondón, A.E. (2005). Miniseries y telenovelas, la otra acuarela de Brasil. Caracas.

Rondón, A. E. (2006). Medio siglo de besos y querellas: La telenovela nuestra de cada día. Caracas: Alfa.

Santa Cruz, E. (2003). Las telenovelas puertas adentro: El discurso social de la telenovela chilena. Ediciones LOM.

Singhal, A., & Rogers, E.M. (1999). Entertainment-education: A communication strategy for social change. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum.

Straubhaar, J.(1988). The Reflection of the Brazilian Political Liberalization in the Telenovela, 1974-1984. Studies in Latin American Popular Culture, 7, 59-76.

Tufte, T. (2000). Living with the rubbish queen: Telenovelas, culture and modernity in Brazil. Luton, UK: University of Luton Press.

Verón, E., & Chauvel, L.E. (1997).(Eds.,) Telenovela: Ficción popular y mutaciones culturales. Barcelona, España: Gedisa.

Vink, N. (1988). The telenovela and emancipation. Netherlands: Royal Tropical Institute.


Algunas revistas académicas que le han dedicado ediciones especiales a la telenovela:

Television & New Media, 6(4) Nov. 2005

Global Media Journal, Spring 2003.


Mis publicaciones sobre telenovelas:

Acosta-Alzuru, C. (2003). Fraught with contradictions: The production, depiction, and consumption of women in a Venezuelan telenovela.
Global Media Journal, 2(2).

Acosta-Alzuru, C. (2003). I’m not a feminist I only defend women as human beings: The production, representation and consumption of feminism in a telenovela.
Critical Studies in Media Communication, 20(3), 269-294.

Acosta-Alzuru, C. (2003). Tackling the issues: Meaning making in a telenovela.
Popular Communication, 1(4), 193-215.

Acosta-Alzuru, C. (2005). Home is where my heart is: Reflections on doing research in my native country.
Popular Communication, 3(3), 181-193.

Acosta-Alzuru, C. (2007).
Venezuela es una Telenovela. Caracas: Alfa.

febrero 24, 2008

SE FUE RUBENS DE FALCO



Esta semana que termina el mundo de las telenovelas perdió a uno de sus gigantes: el actor brasileño Rubens de Falco.

Rubens de Falco (1931-2008) tuvo una dilatada carrera tanto en TV (La Sucesora, Los Inmigrantes, Gabriela, Pacto de Sangre, etc.) como en el cine (Pixote y la legendaria cinta venezolana Macho y Hembra, entre otras). Sin embargo, siempre será recordado como Leoncio, el villano de la primera versión de La Esclava Isaura. Uno de sus últimos papeles lo realizó justamente en el remake de esa telenovela en el cual personificó al Comendador Almeida, padre de Leoncio. No estoy totalmente segura pero es posible que éste sea el único caso en el género de la telenovela en que un actor haya personificado a hijo y padre en dos versiones distintas de la misma telenovela.

Paz a los restos de quien se convirtiera en uno de los rostros y talentos más reconocidos de la telenovela brasileña.

A continuación algunas reseñas periodísticas de su fallecimiento:

Tal Cual
El Universal

Y un video del capítulo 21 de la versión original de La Esclava Isaura:

febrero 21, 2008

ENTRE ESCRITORES: FERNANDO GAITAN Y LEONARDO PADRON



Hace un par de meses escribí un post sobre una conversación entre los escritores de telenovelas Delia Fiallo y Leonardo Padrón que fue parte de Los Imposibles, el programa de entrevistas radiales que conduce Padrón en Onda

Las conversaciones entre escritores de telenovelas siempre son interesantes para mí por la manera como iluminan el difícil proceso de escribir estos seriados que literalmente le secuestran la vida a sus hacedores. Hoy traigo otra conversación entre escritores que ocurrió en la primera temporada de Los Imposibles, cuando Leonardo Padrón entrevistó al escritor colombiano Fernando Gaitán (Café con Aroma de Mujer, Yo Soy Betty, la Fea, Hasta que la Plata nos Separe, entre otras).

A continuación la Postal, escrita por Padrón con la cual comenzó la entrevista (si prefieres escucharla puedes hacerlo aquí):

José Ignacio Cabrujas lo dijo una vez: "Latinoamérica inventó la telenovela". La telenovela, ya nadie lo puede negar, es uno de los principales productos de exportación no tradicional de Latinoamérica para el resto del mundo. Todavía los intelectuales del planeta se devanan los sesos tratando de entender por qué la telenovela seduce a tantos millones de personas en todas las latitudes. Y, vale decirlo, hoy día, hay telenovelas para todos los gustos. Pero hay algunas que convocan la unanimidad, el aplauso colectivo, la ovación cerrada. Así ha sucedido con buena parte de las historias del colombiano Fernando Gaitán. Leer su curriculum puede llevarnos mucho tiempo, pero también puede bastar una sola línea, un pequeño énfasis, un pellizco de letras. Fernando Gaitán escribió Betty, la fea. Así, con eso bastaría. Porque Betty, la fea fue la vuelta de tuerca que necesitaba el género. Gaitán tuvo la genialidad de comerse la flecha, de manejar el carro en la dirección opuesta: en una industria donde la protagonista DEBE ser bella, él apostó por una mujer de lentes gruesos, flequillo infantil, frenillo y bozo masculino. Y descubrió el agua tibia. Hoy estamos frente a ese personaje, Fernando Gaitán. Hoy vamos a explorar los laberintos de un escritor imposible de no nombrar a la hora de subrayar los momentos más felices de la historia de la telenovela. Hoy estamos a punto de entrar en el mundo secreto de uno de los mejores escritores de historias de amor de la telenovela latinoamericana. Bienvenido, Fernando.


La entrevista, por supuesto, es muy larga para colocarla completa en este post. Les aseguro que no tiene desperdicio. Coloco a continuación algunos fragmentos que ilustran el oficio de escribir una telenovela:

La gente siempre tiene mucha curiosidad por descubrir cómo es la metodología de trabajo de los escritores de telenovelas. ¿Podemos saber, en este caso, cómo es tu metodología?
Bueno...un desastre. Yo puedo ser uno de los mejores escritores de novela, pero soy el peor en metodología. Generalmente, como decimos acá, yo escribo con el revólver apuntándome a la cabeza.

Con eso quieres decir que escribes contra el aire, con la inminencia de que ya tiene que salir el capítulo, de que el estudio y producción están esperando los capítulos, ¿no? Escribes bajo presión.
En el estudio no decían "llegó el libreto de Gaitán" sino "el telegrama de Gaitán", "el comunicado de Gaitán", porque no alcanzaba a terminar un capítulo completo. Siempre me ha pasado, desde Café con aroma de mujer. Empecé a escribirla en mi casa, no sé por qué. Estaba casado en ese entonces y perdía la noción de los días porque escribía hasta cuando terminara el capítulo, ya fuesen las tres, las cuatro de la mañana. Y al otro día me levantaba a la una o dos de la tarde. No sabía si me levantaba a desayunar o a almorzar. Pasaban los sábados, los domingos y yo enclaustrado, con una sudadera...Fue terrible. Entonces dije: "Tengo que salir de mi casa e irme a una oficina".

Hay escritores que tienen una gran metodología, son ordenados, tiene todo el mapa de vuelo de la historia de la telenovela antes de arrancar a escribir, pero hay otros escritores que van descubriendo en el camino para dónde va la historia. ¿Cuál es tu método?
Siempre he dicho que la telenovela es un género imperfecto que se va perfeccionando por el camino. En el caso de una telenovela que se escribe al aire, se trata de un convenio que uno hace con el espectador, donde se le pregunta "¿qué quiere?" y se le dice "déjame y te cuento mi historia" y nos ponemos de acuerdo con los personajes.

Es como si la escribieras a cuatro manos con el espectador, ¿no?
La telenovela es el último acto arrogante que uno puede hacer. Es un género popular que siempre encuentra en el camino muchas variantes, nuevos personajes, otras situaciones, pero que nunca se aleja del mapa de ruta. Guajira fue una telenovela protagonizada por una venezolana, Sonya Smith, donde descubrí la telenovela desde el inicio mismo de la trama.

¿Por qué nunca has hablado en tus telenovelas de los rasgos más duros de la realidad colombiana, del narcotráfico, la guerrilla, los paramilitares? ¿Nunca te han tentado esos temas?
Desde luego que sí y creo que todos los escritores estamos en la obligación de hacerlo, tarde o temprano. Particularmente creo que, en mi caso, mi misión como colombiano es seguir mostrando la otra faceta de lo que los colombianos somos y de lo que vivimos. Cuando mis novelas se exportan la gente me dice: "Y de qué viven esos colombianos si ninguno ha traficado con drogas ni han matado a nadie".

La entrevista completa puede ser leída en el libro Los Imposibles: Conversaciones al Borde de un Micrófono (Padrón, 2006). Es una maravilla de intercambio entre dos autores que entienden los códigos del género de la telenovela lo suficientemente bien como para transgredirlos con éxito.

febrero 17, 2008

¿CUANTO TIEMPO LAS VES ANTES DE OPINAR? PARTE 2



Hace una semana hice la pregunta: ¿Cuántos capítulos de una telenovela ves antes de hacerte una opinión sobre ella? Aquí los resultados recogidos en las dos versiones del blog. (Es importante recordar que dada la naturaleza de los blogs, ésta es una encuesta informal. Aunque no por ello deja de ser interesante).

Hay una fascinante disparidad en las dos versiones, tanto en el número de personas que participaron en la encuesta, como en los resultados de la misma. Estas diferencias sugieren, entre otras cosas, que las dos versiones del blog son leídas por públicos distintos.

144 personas respondieron la encuesta en la versión en español
22 personas lo hicieron en la versión en inglés

A continuación los dos gráficos. Los números indican el porcentaje de personas que escogió cada opción.




¿Te sorprenden los resultados?

febrero 13, 2008

TELENOVELA Y TEATRO: ACTRICES Y ACTORES



El género de la telenovela está plagado de paradojas. Pero, quizás, la paradoja central es que estas historias son tanto de consumo, como de desprecio, masivo. Son seguidas por millones de personas a lo largo y ancho del mundo, y también son vilipendiadas al punto de que todavía existen personas que niegan que las ven.

Una de las consecuencias de esta paradoja es que el desprecio a las telenovelas viene acompañado muchas veces de desprecio hacia los actores y actrices que trabajan en telenovelas. Ellos viven su propia paradoja: las telenovelas les dan un nivel de exposición que es poca veces superado por el que les puede dar el cine o el teatro. (Especialmente en países donde estas dos últimas industrias culturales no están suficientemente desarrolladas, como en Venezuela). A la vez, el trabajar en telenovelas pone en tela de juicio su talento ante los ojos de los que desprecian a estos melodramas.

Por eso me parece importante tener la oportunidad de ver a los actores de telenovelas tanto en el teatro como en el cine, cuando se da esa oportunidad. A mí me encanta ir al teatro porque allí se puede ver al actor en vivo y se establece una energía muy interesante en la tríada actor-personaje-público. Es totalmente distinto a verlos en la pantalla de TV. También es diferentísimo a verlos grabar la telenovela frente a la cámara.

En vista de eso, les recomiendo que visiten los siguientes enlaces para el blog Photomanifiesto del fotógrafo Nicola Rocco donde podrán ver unas fotos maravillosas de algunas de las obras de teatro recientes en las que han actuado actores y actrices que también trabajan en telenovelas venezolanas. Espero que las disfruten y donde quiera que estén deseo que tengan la oportunidad de ver a sus actores preferidos actuando en vivo.

(Nota Importante: Debido al tema central de este blog, no incluyo todos los nombres de los actores que integran cada elenco, sólo los nombres de aquellos que trabajan en telenovelas también. Quiero subrayar, sin embargo, que tengo profunda admiración y respeto por todos los actores que trabajan con mística y responsabilidad en teatro, cine y/o televisión).

Julie Restifo y Javier Vidal en Tal Para Cual: 1, 2, 3

Marialejandra Martín y Elsa Stella en Ladrona de Almas: 1, 2

Mimí Lazo, Luis Fernández y Marcos Moreno en Golpes a mi Puerta: 1, 2, 3

Carlos Montilla y Karl Hoffman en Entiendeme tú a mí: 1, 2, 3, 4

Nacho Huett en La Celestina

María Cristina Lozada, Iván Tamayo y Marisa Román en El Día Que Me Quieras

Nohely Arteaga y Andreína Alvarez en Locas, Trasnochadas y Melancólicas.

Elba Escobar y Beatriz Vasquez en La Duda

Caridad Canelón y Carlota Sosa en la lectura dramatizada Dos Soledades en Buenos Aires

Tania Sarabia en Ay Carmela!

Carlos Cruz y Juan Manuel Montesinos en Todos los Hombres son Mortales

Fabiola Colmenares, Beatriz Valdés, Lourdes Valera y Marisa Román en Y las Mujeres También

PREMIO "ARTE Y PICO"


Víctor Escalona, autor del videoblog Echapafuera, incansable trabajador de la industria musical venezolana y co-creador de la música incidental y de los temas musicales de muchas de las telenovelas de mi país, le ha otorgado a mi blog el premio "ARTE Y PICO", el cual honra la creatividad y el buen diseño de blogs. Estoy muy agradecida por ese gesto.

El premio estimula el descubrimiento y lectura de otros blogs ya que sus reglas dictan que ahora yo se lo entregue a cinco blogs que yo considere merecedores de dicho honor.

Esos cinco blogs deben hacer lo siguiente:
1. Una vez recibido, se deberán elegir cinco blogs que sean merecedores del premio por su creatividad, diseño, material interesante y aporte a la comunidad bloguera, sin importar su idioma.
2. Cada premio otorgado debe tener el nombre de su autor/autora y el enlace de su blog para que todos lo visiten.
3. Cada premiado, debe exhibir el premio y colocar el nombre y enlace al blog de la persona que lo ha premiado.

Mis cinco blogs son (en orden alfábetico, no de preferencia o importancia):

Blogacine, una revista-blog sobre una de mis grandes obsesiones: el cine. Todo su contenido, desde los trailers hasta los comentarios escritos por conocedores y aficionados, es de visita obligatoria para mí.

El Espectador del periodista y crítico E.A. Moreno-Uribe, donde podemos leer crónicas y análisis sobre las artes escénicas y la literatura venezolanas.

Escritos de Daniela Bascopé, donde esta talentosa actriz y mujer venezolana nos deleita con sus reflexiones agudas y sensibles.

Teaching PR de mi colega la profesora Karen Miller Russell es un blog esencial para los que enseñamos Relaciones Públicas a nivel universitario.

Todotnv: Blog sobre telenovelas que nos llega desde la bella España, cuyas dinámicas autoras incluyen a Di, Nanay y Samba. Es una variada compilación de entrevistas, comentarios, crónicas, noticias y críticas. Todo ésto escrito con mucha inteligencia.

Espero que ustedes disfruten estos blogs tanto como lo hago yo. Y a Víctor, de nuevo, ¡muchas gracias!

febrero 09, 2008

¿CUANTO TIEMPO LAS VES ANTES DE OPINAR?



Una de las cosas que más agradezco de la experiencia de tener este blog es que los comentarios de mis lectores me hacen pensar y reflexionar sobre aspectos de las telenovelas en los cuales no me había detenido antes.

Recientemente escribí un post sobre cómo cada telenovela puede generar opiniones variadas y contradictorias. Reflexionando sobre un comentario recibido sobre ese tema, pensé en que una de las peculiaridades de estas historias es su longitud (meses al aire) y me pregunté:

¿Cuántos capítulos vemos antes de emitir una opinión?

Y una vez que decidimos lo que pensamos, si tenemos una opinión negativa, ¿volvemos alguna vez a ver esa telenovela? ¿Cuántos capítulos vemos para decidir si mantenemos o cambiamos nuestra opinión inicial?

Personalmente, debido a que mi aproximación a la telenovela es académica, trato por todos los medios de ver el primer capítulo de las telenovelas que mantengo "en observación" como parte de mi educación general sobre el género (éstas telenovelas NO son las que examino como casos de estudio). El primer capítulo me parece fundamental para entender el planteamiento de la historia principal y sus sub-tramas, para ver cuán delineados están los personajes, si ellos llevan la trama o si la trama los lleva a ellos, con qué tipo de talento actoral cuenta la novela, cuál es "el cuento" y si tiene "gancho", los valores de producción, la estética utilizada, etc. Eso me ayuda a hacerme una opinión sobre el primer capítulo. Pero para tener una idea más completa y, sobre todo, más justa, veo los primeros 12 capítulos. Allí decido si quiero seguir viendo o no y/o si es importante que lo siga haciendo. Lo que sí hago a lo largo de dichas telenovelas es monitorear con relativa frecuencia lo que el público y la prensa dicen al respecto. Y a veces estos comentarios me llevan de nuevo a ver unos capítulos más.

A las telenovelas que examino como casos de estudio sí les doy un tratamiento mucho más delicado. Veo TODOS los capítulos, cada uno de ellos varias veces. La primera vez lo hago sin ánimos de análisis, sino de "sentir" la historia en lo posible como una persona promedio del público. Luego, en posteriores miradas, sí saco mi arsenal de herramientas de análisis para así poder hacer un análisis textual de lo que está en pantalla. A eso le añado el examen de la producción, regulación y consumo de dicha telenovela...Por eso cada caso de estudio me toma años.

¿Cuánto de una telenovela ves tú antes de opinar sobre ella? (Si quieres dime en la encuesta que está en la columna de la derecha)

febrero 04, 2008

SUPERMARTES Y LAS TELENOVELAS



Mañana 5 de Febrero es Supermartes aquí en Estados Unidos. El día en que 24 estados, más el territorio de Samoa Americana, tendrán elecciones primarias para elegir los delegados a las convenciones de uno o ambos partidos políticos. Cincuenta y dos por ciento de los delegados Demócratas y 41% de los Republicanos serán electos mañana. Así que decir que el 5 de Febrero de 2008 es una fecha clave para la toma de decisión de quién será el o la próximo(a) Presidente de los Estados Unidos no es una exageración.

En varios de estos estados el voto Hispano/Latino jugará un papel determinante. Por lo tanto, algunos candidatos (especialmente los demócratas), han estado cortejando a los votantes latinos. Es interesantísimo darse un tour por las páginas web de los pre-candidatos y ver cómo (o cómo no) asumen al voto Latino como algo importante:

Hillary Clinton
Barack Obama
John McCain
Mitt Romney
Mike Huckabee

En Noviembre pasado yo escribí un post sobre la interesección entre telenovelas, política y sociedad. Allí mencioné una mini-telenovela de tres episodios pro-Barack Obama que fue hecha por la organización Vote Hope para lograr el voto latino en California, el estado con el mayor número de delegados posibles, lo cual lo hace el premio "gordo" de las primarias de mañana.







Esta mini-telenovela ha logrado la atención de periodistas, bloggers y grupos pro- y contra la inmigración:

La Política
Comunidad
The Border Line
Hispanic Tips
The Huffington Post

Pero ésta no es la única telenovela relacionada con la carrera presidencial aquí en Estados Unidos. Voto Latino, una organización que quiere aumentar la participación de los Latinos en todos los aspectos de la vida estaodunidense, ha preparado una "telenovela" que trata de estimular a los latinos a que se registren y voten.

La Pasión de la Decisión está protagonizada por los actores Rosario Dawson (co-fundadora de Voto Latino) y Wilmer Valderrama. Hasta ahora tiene dos episodios:





Son muchas las preguntas que estas telenovelas generan en mí. En particular, la respuesta a la pregunta de que si lograrán sus objetivos o no, no la sabremos en un tiempo. Pero, quizás, la pregunta que más me obsesiona en estos días es si las personas que han hecho de las telenovelas una parte de su cotidianidad "sienten" a estos mini-melodramas como unas telenovelas "de verdad, verdad".